sábado, 14 de octubre de 2017

El "mantra" de los idiotas

Gregorio Morán Suárez (1947-Oviedo- Asturias) escritor, periodista y articulista. Autor de fina visión, lo cual sin duda le ha provocado más de un problema, dado que no se acepta la franqueza, más si está contiene una cierta ironía. Gregorio Morán tiene en su haber magníficos artículos y a su vez es autor de buenos libros.   

Gregorio Morán en su línea, ha escrito este interesante artículo en el diario digital Crónica Global, por entender que el mismo podría ser del interés de los seguidores de elblogdefcosvi, lo adjuntamos en el mismo.




Gregorio Morán 


SABATINAS INTEMPESTIVAS

El “mantra” de los idiotas.

Por: Gregorio Morán

Crónica Global, diario digital

14.10.2017


El surrealismo ha sido fecundo en el terreno del arte y la literatura, pero aplicado a la política se tradujo siempre en irresponsabilidad y aventurerismo, incluso algunas veces trágico. La historia de España está llena, durante el siglo XX, de gestos surrealistas que acarrearon consecuencias desoladoras. Ahora, en el XXI, hemos vivido momentos de alto voltaje surrealista --la corrupción endémica o la crisis bancaria, sin ir más lejos--, luego llegó lo que estamos viviendo en Cataluña.

Un president de la Generalitat dice que declara la República catalana, pero lo enuncia en tales términos que no se sabe si lo dice en serio o amaga con hacerlo. Hasta tal punto que sus propios partidarios no tienen la certeza aún de si lo ha proclamado o si va a considerarlo en "las próximas semanas". Una duda que ha dejado al personal adversario en la creencia de que el president está encerrado con su propio juguete y no está dispuesto a que se lo quiten. Una niñería de recién sobrevenido a la política, a quien nadie, fuera de su ámbito personal, conocía ni esperaba nada que no fuera su mediocridad de alcalde por corrimiento de escala, como en el ejército, donde uno asciende a partir de la vacante que deja el inmediato superior.

Las sociedades frágiles se distinguen, entre otras cosas, por un alto concepto de sí mismas, atufadas de profecías autocumplidas, que se basan en el orgullo de sentirse diferentes porque así lo han decidido. Un proceso tortuoso que pasa por una etapa que se acerca al surrealismo: ellos deciden quiénes son sus enemigos, que no son otros que aquellos que les impiden ser plenamente como quieren ser y no como son.

Esta sociedad nuestra está llena de gentes que se inventaron a sus enemigos y eso no tiene más tratamiento que el psiquiátrico. Que los dos bancos más importantes de Cataluña hayan abandonado el territorio, ellos que tanto alimentaron soterradamente al victimario nacionalista con fondos del Estado, es una manifestación de desvergüenza; lo que en el mundo bancario se califica como la defensa de los fondos amenazados por la irresponsabilidad de sus líderes, los mismos que se lucraron con sus complicidades. Un gesto de cinismo. Pero lo que entra de lleno en el surrealismo es que el vicepresidente, señor Junqueras, de aspecto abacial y acendrada religiosidad, sostenga que al fin y al cabo los dos bancos han llevado sus sedes a los Países Catalanes, porque uno se fue a Valencia y el otro a Mallorca.

Esta gente no respira realidad. No ya realismo sino sentido común, que aseguran es el menos común de los sentidos. Lejos de ellos cualquier tentación revolucionaria; son reaccionarios de cuna y en ese ámbito se mueven con soltura, porque vivimos en una sociedad cómoda y autosuficiente. Me refiero a ellos y a los suyos, porque el resto de la ciudadanía, que sigue siendo mayoritaria, ha de pechar con las necesidades cotidianas que son las que menos preocupan a esta panda de descerebrados cuyos jefes y promotores aspiran a la amnistía que les libre del peso de la justicia.

Donde no se respira realidad se acaba abandonando la memoria, esa memoria que nos obligaría a recordar a aquellos diputados insultados, escupidos y humillados, cuyo president y conseller de Interior hubieron de entrar por el cielo, en helicóptero, en ese mismo parlamento luego convertido en circo mediático donde exhibir el patetismo de unos payasos.

Pero donde se ha alcanzado la cima del surrealismo en política, allí donde se alcanza sin más el territorio de la idiotez, es en el mantra --convertido en verdad de fe por los conversos a la causa del nacionalismo bajo en calorías-- que considera a Mariano Rajoy como el fabricante principal del independentismo. Ni Pujol, ni el abad de Montserrat, ni los desmadrados medios de comunicación al servicio de una Generalitat de reclutas sin fronteras, por citar los más emblemáticos entre otros muchos. El principal creador de independentistas es el enemigo al que no se atreven, ni quieren, ni pueden abatir, Mariano Rajoy. Un político menguado que lo único que puede exhibir es su veteranía, sus modos de registrador de la propiedad y su horrendo castellano de jugador de mus.

Cuando la idiotez se hace ideología, llegan los mantras, esa herencia budista que la psicología vulgar ha convertido en lemas para gente poco dada a pensar por sí misma, y entonces ocurre que las inteligencias perezosas, idiotizadas, no se dan cuenta de que están inventando un personaje que acabará enterrándolos.



martes, 10 de octubre de 2017

Artículo 155 de la Constitución Española





No es posible mediar nada, lo único posible es 

negociar la reforma de la Constitución


Por: Francesc Costa

A 09/10/2017



De ser gobierno de España, ya hubiera aplicado aquello que el artículo 155 de la Constitución Española me permitiera, que no es la anulación de la Autonomía, todo lo contrario, en defensa de la misma y del interés general, muy principalmente el de Catalunya.


Hace demasiado tiempo que Catalunya está introducida en toda irracionalidad y vorágine política con adversas repercusiones sociales, económicas y de prestigio de país.  Consecuencia de una prolongada cadena de actos políticos llenos de antidemocracia, cinismo, egocentrismo, desconsideración, insensatez, osadía y alevosía, todo ello conjuntado en un agresivo y absoluto desafío por parte del gobierno de la Comunidad Autonómica de Catalunya   al Estado Español. Con el agravante que el pleito transformado arguaciamente en independencia, ha terminado interiorizándose en un 49% de la ciudadanía de Catalunya (18% aproximado de un respetuoso sentimiento independentista de años, de cuna, procedente de sus predecesores y entorno), provocándoles a su vez en una mayoría el sentimiento de la inquina hacia el Estado Español, según se les ha ido imbuyendo mediáticamente y con ello, el deseo irracional de independizarse de España

Han existido y existen más que suficientes motivos para aplicar el artículo 155 de la Constitución Española (existió el momento, lo fue los pasados días 6 y 7 de septiembre en el Parlament de Catalunya, a raíz de las ignominiosas decisiones antidemocráticas de los de la argucia política disfrazada de “independencia” etc.), como también los ha habido para aplicar el artículo 116, como al igual de la intervención de los Tribunales de Justicia. Dado que el gobierno autonómico de Catalunya y la coalición electoral que lo sustenta han incumplido de forma escandalosa y reiterada todas las normas y reglas del Estado de Derecho, es más, prácticamente se han burlado del mismo, con el correspondiente y continuado aplauso y vitoreo de dos serviles sometidas organizaciones, mal llamadas entidades civiles. 

Entendiendo que toda obligada intervención legal, más sobre aspectos en que en la ciudadanía está tan poralizada y sensibilizada, esta debería ser paralela de las correspondientes explicaciones del portavoz del Gobierno Central o bien del ministerio Fiscal, etc. dependiendo de quien las ejecutara y dirigidas a la opinión pública.
Explicaciones que a mi criterio deberían ser totalmente alejadas de cualquier partidismo político, únicamente circunscritas a la ley, y a su vez poseedoras de pedagogía y sensibilidad suficientes, con la finalidad de que la ciudadanía en general pueda comprender las razones de la legal intervención, al igual que por parte del llamado Mundo Occidental. No dando lugar dado el bajo nivel político existente, conjuntado a su vez con la prioridad del voto antes que de la ética democrática y política a que se inicie el “interesado” mensaje tan manido, de la “justicialización de la política”. 
En Catalunya, las continuas atrocidades políticas cometidas no se pueden solucionar hoy con política, como seria estimable, se ha llegado demasiado lejos con las constantes irregularidades democráticas, constitucionales y estatutarias efectuadas por el gobierno Autonómico de Catalunya y de los de la argucia política disfrazada de Independencia, etc. etc.   
Desde el día 3, 48 horas posteriores a la farsa del “referéndum”, fecha en la que se debía de ejecutar la independencia, pero…una vez más fueron de farol, continúan manteniendo en vilo a la ciudadanía, con todo el enorme perjuicio que ello significa.  Vencido el plazo de las 48 horas, la mayoría de los medios de comunicación y determinados políticos, incluidos los principales actores políticos sedicionistas, éstos sin enmendar la insensata actitud desafiante de proclamar unilateralmente la independencia del estado español, hablan y hablan de mediación.

Mediación que hasta el propio actor principal, el president de la Comunidad Autonómica de Catalunya demandaba que esta fuera de carácter internacional.  ¡Hasta a la Iglesia!, al parecer se le ha solicitado que intercede en favor de la mediación. Ya una parte de la misma, representada por 400 clérigos se dirigieron el pasado mes de septiembre al Papa Francisco para que intercediera a favor del ilegal referéndum. ¡Cómo es posible tal irreverencia, pedirle al Santo Padre que mediará a favor de una ilegalidad, una farsa, una amoralidad política, una utilización egoísta de la ciudadanía! Pero…que se está haciendo, se está refutando la frase que Jesús citó a los fariseos; “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Por lo que me atrevo a decir, que Dios me guarde de estos clérigos, alejados a mi criterio de lo que representa el cristianismo).

En mi opinión, no es posible mediación alguna, dado de que no se trata de un estado con respecto a otro estado. Se trata del gobierno de una de las 17 comunidades autonómicas del Estado Español que ha puesto a éste en todo un brete. Infringiéndose reiteradamente la Constitución Española, el estado de derecho, haciéndose caso omiso a las órdenes judiciales y no respetándose las más mínimas reglas democráticas.

En el muy supuesto que fuera posible una negociación por interés de Estado, que no alterara al conjunto del mismo, su composición, por ello sin de espaldas al mismo, esta debería ir acompañada previamente de una renuncia del gobierno Autonómico de Catalunya al insensato “procés independentista y sin condicionar las correspondientes y diversas acciones judiciales que puedan existir. Aun así, sería muy difícil que se pudiera llegar a entender el negociar con unos representantes de unas organizaciones políticas pertenecientes a un Gobierno Autonómico, tenedor de un elevado grado de insolencia y además poseedor de un único pensamiento político y sin respetar cualquier otro.  A su vez, causante de toda una atrocidad política, mediática y social, sobre la cual no existe en años, parangón alguno en los países democráticos del llamado mundo occidental, obligándonos a retroceder a la Europa de principios del siglo XX.

Lo único que se podría iniciar y con visión de estado es la negociación para la reforma de la Constitución Española, principalmente sobre las Comunidades Autonómicas y revisión de algunos aspectos, aquellos aspectos que podrían resultar  más eficaces para  el bien general del País y de las propias Comunidades Autonómicas, también están aquellos aspectos a revisar y que pueden afectar  a los Estatutos Autonómicos, incluido el Estatuto Autonómico de Catalunya del 2006, cercenado por el Tribunal Constitucional el año 2010, a causa de un recurso presentado por el Partido Popular (el cual habría que restituir y a su vez aplicar las reformas constitucionales que se pudieran efectuar

Se ha llegado a este punto tan grave y extremo, por la colectiva irresponsabilidad de la clase política con respecto al incumplimiento constante de la Constitución Española, por la dejadez pedagógica de la misma en las escuelas, todo lo contrario de muchos de los países democráticos de nuestro entorno. De haberse efectuado, hoy seguramente se tendría en España una mayoría de la ciudadanía que hubiera hecho suyo la multinacionalidad, la multiculturalidad y el multilingüismo de España, toda una riqueza. Los nacionalismos conservadores español y catalán han impedido que sea así, posibilitándolo a su vez por miopía política y de la carencia de altura de miras del resto de los partidos políticos. De haber sido, seguramente la mayoría de la ciudadanía hubiera rechazado la utilización partidista e interesada que los partidos políticos han hecho y hacen de las diversas culturas existentes en España.  Y hoy, así estamos.

Una irresponsabilidad encabezada por los que hoy han situado a Catalunya en toda una auténtica adversidad general. Éstos, los de la argucia política disfrazada de independencia, etc. etc. Principalmente CDC, hoy PDeCAT (un cambio de nombre a causa de la corrupción y presunta), con sus políticas cortoplacistas, de las reivindicaciones constantes y del victimismo (rechazaron en su día el concierto económico, el instrumento jurídico que regula las relaciones tributarias y financieras ante la Administración General del Estado, el mismo que posee el país vasco), argucia política que les permitió gobernar 23 años consecutivos. Éstos son los responsables junto con ERC, de la gravísima situación en la que éstos últimos años se encuentra Catalunya, nunca se hicieron los deberes, solo se fue tirando de la rifeta (rifa). Y hoy con una parte del pueblo engañado y sin que nadie, supiera abrirles los ojos y ahora parece no desean abrirlos. 

No es nada baladí, lo ocurrido, lo que puede ocurrir con el gobierno de la Comunidad Autonómica de Catalunya el cual ha creado unos negativos y alarmantes precedentes que obligan a una profunda reflexión política y que a su vez debería de ser de autocrítica, existen todos los motivos. Que sin duda obligan a unas determinadas consideraciones sobre la Constitución Española y a los Estatutos Autonómicos, por ejemplo; sobre las transferencias y competencias a las Comunidades. Ello a raíz del continuado mal uso de determinadas transferencias y competencias que se han efectuado por parte de los diversos Gobiernos centrales al Gobierno Autonómico de Catalunya, sin que ningún  Gobierno central, principalmente el actual, el de Mariano Rajoy (Partido Popular) en toda una clara carencia de autoridad y de sentido de responsabilidad, esto último extensible al resto de los partidos políticos por omisión, tomara las correspondientes medidas para evitarlo.

Como ejemplo tenemos el triste papel con consecuencias de los mossos d’esquadra, la policia autonòmica de Catalunya, que por cierto, ya existiendo recelo sobre ellos con respecto al 1 de octubre, solo hubiera sido cuestión a modo de previsión, aplicar la Ley de Seguridad Ciudadana. La debilidad y la falta de autoridad del gobierno central pasa factura política y menoscaba al País.  Otro aspecto a tener en cuenta es el control de la Caja autonómica, no es posible subvencionar a entidades que no tienen otra finalidad que la de movilizar y agitar a la ciudadanía en contra del Estado Español y todo oponente a la argucia política disfrazada de independencia, etc. etc. como tampoco lo es subvencionar medios de comunicación con la finalidad de propagar, publicitar y estimular a la ciudadanía con el pensamiento único de la Independencia

Habiendo otros aspectos a negociar, estos entre los partidos políticos catalanes, como lo es la Ley electoral de Catalunya, la única comunidad que carece de esta ley, una persona un voto, estando claro del injusto y fracaso que ha sido hasta la fecha el sistema electoral acogido. Y otro aspecto es revisar y en profundidad son los medios de comunicación públicos de Catalunya, todo un enorme y prolongado escándalo democrático y carente de toda ética deontológica.

Pero es que tampoco es posible negociación política alguna que descanse sobre los actores políticos tanto de aquí, como de allí, causantes de todo esta enorme vergüenza política y democrática que ha comprometido internacionalmente el prestigio del estado español o bien creado dudas sobre el mismo. 

Ignoro lo que ocurrirá mañana día 10 por la tarde en la comparecencia del Presidente Autonómico en el Parlament de Catalunya, aunque no sea la proclamación de la Independencia de Catalunya, que sea otra nueva artimaña prolongadora, o el anuncio de una convocatoria electoral. Lo ignoro, lo que no ignoro es que esta situación no se debe de prolongar. Como tampoco ignoro que en las circunstancias actuales ni en Catalunya ni en España se pueden convocar unas elecciones autonómicas ni generales, dado que no existen las garantías democráticas necesarias, muy principalmente por el estado anímico y de influencia mediática (otro aspecto nefasto, el de los medios de comunicación, principalmente los audiovisuales) en el que se encuentra la ciudadanía. Demasiados acondicionamientos para acudir a una votación.
  
Catalunya no puede, no debe continuar recibiendo tanto perjuicio social, económico y político. El Estado Español, Catalunya no puede estar viviendo con preocupación e inquietud lo que decidirá en cada momento el Gobierno Autonómico de Catalunya, acompañándose de organizadas agitaciones y movilizaciones y ciudadanas que únicamente contribuyen a la alteración de nuestra vida social, mientras a su vez éste continua con el atropello y deterioramiento democrático, político, mediático, económico y social de Catalunya.

La solución a mi criterio pasa independientemente de asegurarse que no pueda volver a ocurrir que unos cargos institucionales, utilizándose instituciones del estado y recursos públicos cometan un acto de sedición contra el Estado Español y todo lo que este representa.  Significando que cualquier reivindicación se puede efectuar dentro de los cauces de la legalidad.  Pues bien no ha sido así, todo lo contrario y más, por lo cual ha de pasar por accionarse el imperio de la Ley, la inhabilitación política del gobierno de la Generalitat y del resto de los de la argucia política disfrazada de independencia, etc. etc. aunque muchos no son los actores principales, han participado y se han comprometido con su firma. 

Inhabilitado el Gobierno Autonómico, debería pasar por el nombramiento de un gobierno de coalición, y  el posterior nombramiento de un consensuado presidente de la Generalitat. Todo ello con el Parlament de Catalunya suspendido como si estuviera en época vacacional, y preparar la convocatoria electoral para un plazo no superior a un año. Siendo a su vez prioritario el normalizar los medios de comunicación públicos de Catalunya, convertirlos en reales entes públicos, modernos, abiertos y al servicio general de la ciudadanía, sin partidismo político alguno, con informativos de calidad y pedagógicos en general, con informaciones veraces y constatadas. (imprescindible formular cartas de despido al mucho personal que ha dado muestras de un exagerado y entreguismo partidismo político). Imprescindible la actuación de la justicia sobre la ANC y sobre la dirección de Òmnium Cultural. finalización de las subvenciones a entidades y medios de comunicación. Que finalmente entre la buena política, vida democrática y de calidad social en Catalunya

Y a todo ello, habrá que exigirle al presidente del Gobierno español, señor Mariano Rajoy, responsabilidades políticas, su dimisión, por haber, poseyendo la autoridad no ejercerla,  parando desde un principio lo que muchos indicábamos que sucedería , que se estaba viendo, leyendo y escuchando que se estaba progresivamente materializando, como así ha sido. Una irresponsabilidad compartida por el resto de las fuerzas políticas. Toda una vergüenza, pues no se salva ninguna. ¡Pobre ciudadanía!, ¡pobre País!

Mañana se podrá comprobar el grado de nivel de estado que poseen, frente a lo que pueda ocurrir, no puede aceptarse que sea la estrategia 

jueves, 28 de septiembre de 2017

Catalunya fuera de España, por fin lo han conseguido





Por fin lo han conseguido

Por: Francesc Costa

A 20/09/2017


Por fin lo han conseguido, ubicar fuera de España, a Catalunya. Los de la argucia política disfrazada de la “independencia”, también del dret a decidir únicamente por la “independencia”, también disfrazada de “referéndum por  la “independencia”, al igual que el disfraz sobre la  “libertad de expresión” o por el del derecho de “votar”, e igualmente el disfraz, respecto a la  “democracia”. Habiendo  conseguido, no tan solo colocar a Catalunya fuera de España, también de la Unión Europa y del resto de los países del llamado mundo Occidental. Todo un disfraz de procedencia clasista, lleno de cínicos alegatos populistas, atestados de desconsideración hacia la ciudadanía.

Catalunya, ha sido situada, está siéndolo, están empecinados en colocarla por el ansia de mantener el dominio, en otro punto geográfico, no pudiéndose colocar, por ejemplo, junto a Ucrania, no permitiéndolo las circunstancias geopolíticas de Catalunya. Ha sido colocada, al convertirse en  prácticamente una republiquita bananera, en otro punto geográfico junto a las que puedan existir en  Asia, África o el Caribe.

A su vez, también por fin, los de la argucia política disfrazada de “independencia”, etc, etc, han conseguido internacionalizarse, pues prácticamente a partir de lo sucedido los pasados días 6 y 7 en el Parlament de Catalunya, todo un pistoletazo de salida, están siendo motivo de atención, junto el lógico estupor y desaprobación de la mayoría de los países democráticos del denominado mundo Occidental. Aquellos pocos que no lo han censurado, por citar: del caribe y no precisamente muy simpatizante del Partido Popular, ponen el acento en responsabilizar a este. Algo similar a lo que sucede aquí, por parte de los Podemos, Barcelona en Comú, Catalunya en Comú, etc. Es tanto el interesado argumento contra el Partido Popular, que se pierde toda razón, dado que no se puede justificar lo injustificable, como lo es el inmoral disfraz sobre el derecho de votar, basado en la treta de la independencia y excusándose con la voluntad popular, tras haber previamente e intensamente imbuido a ésta.


Lo ocurrido en el Parlament de Catalunya, los pasados días 6 y 7, no ha sido más que el afloramiento de la esencia del caciquismo que se posee, por parte de los de la argucia política disfrazada de, etc, etc. Añadiéndose el aferramiento por mantener el dominio de Catalunya, surgiendo con ello el fariseísmo, cinismo, osadía, insensatez y populismo político. Lo cual no provocó en mí ninguna sorpresa, poseen todo el perfil, y con ello una lógica consecuencia a toda una atentatoria forma y manera de conducir político del gobierno de la Generalitat y su coalición política, Junts pel si (CDC, hoy PDeCAT y ERC) que además se han comportado y se comportan, como si la carretera fuera solo de ellos. Porqué así durante años, se lo han permitido irresponsablemente el resto.

“Los caciques son parásitos de un sistema de pura apariencia democrática”

Castelao (Alfonso Daniel Manuel Rodríguez Castelao) narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante y político. 29/01/1886 Rianxo-La Coruña(Galicia) 07/01/1950 Buenos Aires (Argentina)


No obstante, no quiero negar mi asombro, junto a mi perplejidad general ante todo lo sucedido en el Parlament de Catalunya. Capacidad de asombro que se está acrecentando día a día, no únicamente por lo que sucede en el contexto político internacional que está afectando a millones de ciudadanos, sino también, para más inri, en mi propia casa, Catalunya y concretamente por causa principal del propio gobierno de la Generalitat, dentro del más puro estilo bananero. Recibiendo un ininteligible pábulo de determinados profesores, licenciados, etc. (¡qué difícil estar enseñados y educados!, triste para el pueblo, de gozo para el poder)

Lo que se pudo visualizar los pasados días 6 y 7 en el Parlament de Catalunya, es  la degradación de la política, y  la constatación de la carencia de nivel  político. La derecha, Partido Popular y  el centro derecha, Ciutadans, carecieron de capacidad argumentaría para mantener tantas horas su discurso, reiterándose y perdiéndose entre el mismo, conforme transcurrían las sucesivas  intervenciones de los mismos. Siendo salvados por sus portavoces.

Un centro izquierdo, PSC, con buenos discursos argumentales, por parte de todos los intervinientes, la mayoritaria descansaron en la figura del presidente del grupo parlamentario y secretario general dels socialistes catalans (PSC), Miquel Iceta. No obstante, durante su buen discurso, hubo una fracción de tiempo dominada por el síndrome del amo (el catalanismo nacionalista de CDC, imperante en Catalunya, impregnado también en otras formaciones políticas, incapacitándolos a un propio proyecto político de País) Síndrome que se repitió, ya ausenté del atril, en el foro, en un momento de excesiva afabilidad hacia el Presidente de la Generalitat, así lo interpreté, pero…quizás le estaba dando un buen tirón de orejas.  ¡! a uno de los principales actores políticos que encabezan la sedición y no precisamente con guante blanco, contra el estado español y todo lo que éste representa. Un cargo institucional, representante de una institución española. El mismo que, en las pocas entrevistas a medios de comunicación extranjeros, ignoro si son pagadas o no, deja al estado español, al gobierno de España, a la altura del betún.   Pero…hay más, ¡al diputado Iceta, se le estaba desconsiderando junto al resto de la oposición, 63 escaños, por parte de la mayoría absolutista sedicionista, 72 escaños!  ¿Merecedor de afabilidad o de un educado desdén junto la firmeza de carácter político?  


 “Nada envalentona tanto al pecado como la indulgencia”

William Shakespeare, dramaturgo, poeta y actor, 23/04/1564 Stratford-upon-Avon, UK -03/05/1616 Stratford-upon-Avon, UK


Por parte del grupo de la llamada nueva izquierda, una amalgama de ideas, lejos de lo que debería ser un partido político, que no debería ser más que  el resultado de un proyecto cohesionado que descansa sobre una idea ideológica, un eje (cualquier idea podría tener lugar, pero siempre pivotando sobre el eje ideológico, no sobreponerla a éste) No es así, en ningún partido político, “d'aquí plora la criatura” (de aquí llora la criatura), como decimos los catalanes, es decir, más o menos que de aquí radica el problema. Volviendo a la izquierda, ésta totalmente descafeinada, entre otros aspectos, à l'amour du bon vivre (el amor al buen vivir), y a su vez, como muestra, parece que en la misma se prioriza más la argucia política disfrazada de independencia, etc, etc, que la honestidad política y el respeto hacia una engañada ciudadanía. Lo que causó el absurdo voto abstencionista de la izquierda, sobre la irracional, ley del referéndum.

Salvándose de este grupo únicamente su portavoz, señor Coscubiela, con su intervención. Su presidente de grupo estuvo bien, existiendo también en éste, el síndrome del amo, junto la frecuente endeblez en él, hacia el Gobierno de la Generalitat. De incorrecta, a mi criterio, de esta amalgamada denominada nueva izquierda, la actitud de dos de los representantes de Podemos, el diputado Fachin y la absurda e irrespetuosa acción hacia muchos ciudadanos demócratas, de la diputada Martínez, al retirar tres banderas españolas que descansaban intercaladamente con tres senyeres catalanas, en el respaldo de los escaños del PP, en ausencia por minutos de éstos. A  ésta diputada, solo, en mi opinión, los bobos  la aplaudieron. No presagio buenos vientos para esta formación política y sus confluencias, ha perdido el norte de sus principios. Carecen del imprescindible cedazo con tal de estar. Están sumergidos, al igual que el resto de las fuerzas políticas,  a la caza de votos. Por ello, al igual que el PSC, PSOE apuntan en una estrategia política totalmente equivocada, dado que solo apuntan a la diana del Partido Popular, abandonando la peligrosa diana que representa para ellos, los de la argucia política disfrazada, de etc, etc. Al tiempo.

Y la guinda del esperpento político fue compartida, por una parte, por la presidenta del Parlament, inmerecido cargo, carece de nivel, parece que desconoce las reglas, las leyes y a quien debe de representar, le reinó una enorme confusión, junto a toda una manifestación de antidemocracia, imposición e desconsideración hacia los partidos políticos de la oposición. La peor representación en este cargo, desde que el Parlament de Catalunya se restableció, como consecuencia de las primeras elecciones autonómicas democráticas, 1980, después del Franquismo.   Y por la otra parte, la guinda fue sido compartida,  por  la coalición política Junts pel si y  el Gobierno de la Generalitat, pudiéndose ver y escuchar, automatismo, reiteración argumental , demagogia, tergiversamientos, cinismo, osadía, desobediencia, incumplimientos, provocación ,sonrisitas, burletas, altanería. Junto la carencia de ética, de sentido democrático y….todo un mucho de populismo.


 “La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”

Platón, filósofo, académico, escritor. 427 a. C., Antigua Atenas-347 a. C., Antigua Atenas


Pero… ¿Hasta dónde se puede llegar para conservar el poder?, ¡Cuánto empecinado cinismo, insolencia y altanería!   ¿Quiénes están gobernando en Catalunya?, ¿Cómo es posible tanto prolongado engaño?, se les está haciendo desear a la ciudadanía, un logro ficticio, fundamentado únicamente en el desafecto y la inquina hacia el estado español y todo lo que este representa. Insuflando continuamente a la ciudadanía, políticamente y mediáticamente  pensamientos perniciosos con  respecto al Gobierno español, y a su vez de victimismo por causa de este.  

Pero…… ¿que se está diciendo?, si parte de la sociedad catalana que está siendo víctima de los enormes retrocesos sociales, como de laborales, es responsabilidad y corresponsabilidad de CDC, hoy PDeCAT, antes con el PP, y desde el 2012, con ERC.  A añadir en ambos, CDC y PP, los numerosos escándalos de corrupción y presunta. Su máximo exponente recae en la figura del ex presidente de la Generalitat (1980-2003), señor Jordi Pujol (23 años gobernando y presidiendo CDC, hoy PDeCAT)

Existiendo otros aspectos nada baladís, llenos de cinismo político, influyendo con ello a gran parte de la ciudadanía catalana. Me refiero al reiterado etiquetar solo de antidemocráticos a los otros, cuando ellos, los de la argucia política, etc, etc, son los principales incumplidores de toda regla y norma democrática. Otro aspecto, es la tan   manida acusación, sobre la falta de expresión, utilizándose para casi todo. Cuando éstos, los de la argucia política, etc.etc. no paran de expresarse, actuar, movilizarse, etc. como realmente quieren y así hasta la extenuación.  - No obstante, cierto es y han sido muchos los descontentos, que a raíz del salvaje terrorismo islamista que se está viviendo, muchas de las libertades adquiridas han sufrido un alarmante retroceso.  En el caso de los de la argucia política disfrazada de, etc, etc, no les afecta en absoluto.

Una ciudadanía que ha perdido la memoria de las nefastas políticas de ambos gobiernos, primero por parte del gobierno de la Generalitat y a continuación el gobierno central. Dado que todos los pensamientos principalmente de la ciudadanía catalana, y posteriormente del resto de España, se han concentrado en la independencia de Catalunya y en el referéndum de independencia, porque así lo han deseado los partidos involucrados, CDC, hoy PDeCAT, ERC y PP y los medios de comunicación. Poco constructivos, sembrando el confusionismo, la desinformación, la tergiversación. Y para más inri; los diversos shows diarios de debate, con la única finalidad de obtener la máxima cuota de pantalla, el denominado Share, sobre todo un muy transcendental problema de Estado.  


Unos medios de comunicación, que incomprensiblemente, día sí, otro también, no cesan de entrevistar o invitar a políticos sedicionistas y no precisamente de guante blanco contra el estado español y todo lo que según este representa. Un hecho que, en la mayoría de los medios de comunicación tanto privados como públicos de Catalunya no sucede, los pocos contrarios al sedicionismo que son entrevistados de tarde en tarde, son de un enorme guante blanco.  Sigo habitualmente a medios de comunicación de más allá de nuestras fronteras, por lo que me cuesta imaginar que, en éstos, los de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, etc., puedan aparecer asiduamente sedicionistas que pongan al estado y todo lo que representa, al nivel de una porquera.



“Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”

Ryszard Kapuscinski, periodista, escritor, poeta y ensayista. 04/03/1932 Pinsk- Bielorrusia- 23/01/2007 Varsovia-Polonia


Desde este blog, se ha ido señalando desde hace más de tres años a otro responsable; al presidente del Gobierno de España, señor Mariano Rajoy, por su total extraña e incomprensible excesiva falta autoridad ante la gravedad política y mediática que se estaba aconteciendo en Catalunya. Habiéndose que añadir las enormes e inconcebibles torpezas políticas, todo un auténtico abastecimiento para los de la argucia política disfrazada de “independencia”, etc. etc. Se está viendo en estos días, en las calles de Barcelona, hasta el punto de hacer olvidar la gran vergüenza democrática que protagonizaron los de la argucia política disfrazada de etc., etc. ocurrida los pasados día 6 y 7 en el Parlament de Catalunya.

Por todo lo cual el Partido Popular y con él, el presidente del Gobierno central, señor Mariano Rajoy, son merecedores de que se pueda llegar a pensar, que se estaban anteponiendo los intereses partidistas del Partido Popular, por ser visto éste, como el único garante de la unidad de España, relegándose por ello las soluciones políticas al enorme y trascendente problema que se estaba generando por parte del Gobierno  la Generalitat de Catalunya.

Gracias al desaguisado político del Gobierno de la Generalitat que se inició a finales del 2012, principios del 2013, el cual continua con más virulencia en el día de hoy, el Partido Popular en el gobierno de España (2012-2015), fue el partido más votado en las avanzadas elecciones generales del 2015. Idénticamente lo mismo, ocurrió con el Gobierno de la Generalitat (2010-2012 y 2012-2015), fue la coalición más votada en el 2015, en las avanzadas  elecciones autonómicas. Toda una constatación, que el desaguisado político de Catalunya, favoreció a ambos gobiernos, aun sus nefastas políticas  económicas y sociales.

En la actualidad las encuestas, anteriores a los días 6 y 7,   prácticamente todas, no señalan importantes cambios, en conjunto continua la mayoría de votos que posibiliten gobiernos de  continuidad, tanto central, como autonómico. Evidentemente todo ello, tiene una respuesta política, antropológica, sociológica (incluida las ciencias de la comunicación), pero esta no interesa en absoluto, ni aquí, ni allí ni más allá. Interesa y mucho, continuar con el asentamiento del borreguismo  social, el cual, hoy les favorece.


"De lo que se trata no es de cambiar de pastor, sino de dejar de ser ovejas"

Estanislao Zuleta, filósofo, escritor y pedagogo- 03/02/1935, Medellín, Colombia-17/02/1990, Cali, Colombia


Se ha generado, se habrá podido generar, dependiendo de cómo finaliza la sedición, un muy peligroso precedente, tanto por lo que respecta muy principalmente a España, como a los otros estados de la Unión Europea, como del llamado mundo Occidental. Todos los estados, han  calificado el  problema político creado por el Gobierno autonómico de Catalunya, como un affair de carácter interior de un estado y de respeto hacia su Constitución. No obstante a nadie se le escapa, que se está a la observa de cuál será la respuesta firme y ejemplarizante del gobierno de España respecto  a los sedicionistas. Más teniendo presente, que hay estados de la Unión Europea que soportan sus propios movimientos secesionistas; País Vasco, Islas Aland, Islas Feroe, Baviera, Véneto, Flandes, Escocia, Córcega, Irlanda del Norte, Laponia, Escania, etc, etc.

Uno, también está en la expectativa de la respuesta ejemplarizante, desde el conocimiento de que no hay ningún Salomón, entre las principales figuras políticas, ni aquí, ni allí, ni más allá de nuestras fronteras. Por mi parte no tengo duda alguna sobre cuál debería ser la respuesta, dada la enorme importancia de la gravedad de los hechos políticos acaecidos, que están acaeciéndose y con grandes repercusiones sociales. Entendiendo que está debería de sostenerse, primero. - por la inhabilitación política, por años y de efectividad inmediata, impidiendo que pueda existir resquicio alguno que permita que algún/a listillo/a se pueda evadir, continuar en la política y para más inri, gobernar o participar en la gobernanza.  segundo, que el peso de la justicia recaiga en todos los responsables políticos y civiles. La firmeza, la ejemplaridad, no está reñida con la democracia, ¡es la democracia!  

Creo que, en la democracia a pesar de su cuestionamiento, y si lo es, es por culpa del mal uso que hacen la mayoría de nuestros gobernantes y políticos. Considero, y no pretendo emular a nadie, que es un buen sistema mejorable. Un sistema que permite que entre otros aspectos y siguiendo el cauce de la constitución, de sus leyes y dentro de las normas democráticas, posibilitar a la ciudadanía expresarse con su voto, como por ejemplo, sobre la independencia. El gobierno de la Generalitat, no ha seguido absolutamente ninguna de las normas constitucionales, ni   democráticas, ni con respecto al propio Estatuto Autonómico de Catalunya.  Estos políticos, juntos con muchos otros, son lo que provocan que la democracia sea cuestionada.

“La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”

Henry Charles Bokowski, escritor y poeta. 16/08/1920 Andemach-Alemania- 09/03/1994, Los Ángeles- California, EE.UU.


Me he venido expresando durante estos últimos años, con cierta vehemencia, de todo un progresivo acontecer general por parte del gobierno de la Generalitat y la coalición electoral que lo sustenta. Una toda una acentuada forma de hacer y deshacer, totalmente arbitraría que se inicia a partir de la vuelta al gobierno, en el 2010, y con fuerza desde principios del 2013, por parte del gobierno de la Generalitat y la coalición política a la cual pertenecen.

Realmente sorprendente, que no se fueran percatando del hecho grave que se estaba acaeciéndose, la gradual e intensa deriva hacia lo que bien se podía casi denominar; estado absoluto y con él, lo imprescindible; el apoderamiento de los medios de comunicación catalanes, convirtiendo éstos, a mi criterio, al más  puro estilo propagandístico de las emisoras públicas Reichs-Rundfunk-Gesellschaft existentes en la Alemania de los años 1925 al 1945, principalmente la CCMA (televisión y radio públicas de Catalunya). Un hecho que estaba siendo perceptible por muchos ciudadanos y ciudadanas, pero no por la oposición política.

Ésta no únicamente no se percataba de lo que estaba sucediendo, es que además ha permitido toda una continuidad de hechos totalmente inexplicables en una democracia, como ejemplo; las subvenciones a entidades y a medios de comunicación serviles, el apropiamiento de los medios de comunicación públicos, el comprometer y utilizar las instituciones para fines políticos partidistas. Se ha comprometido a entidades representativas de todos los catalanes. Se ha desdeñado la senyera, símbolo de Catalunya, apartándola de edificios oficiales que representa a todos, siendo substituida por una bandera que solo representa a unos y, además, para más inri, que ocupa espacios públicos (no refiriéndome a balcones, ventanas o terrazas privadas). Se ha permitido desde la institución institucionalizar agravios hacia el estado español y todo lo que este representa. Se ha consentido, un hecho político grave, que se fuera tejiendo durante años toda una extensa tela de araña que ha ido atrapando a influyentes sectores sociales de nuestra sociedad.  

Se ha permitido, todo un inmenso e intenso prolongado imbuimiento mediático y político favorable al gobierno de la Generalitat, a su coalición política. Sin tener en cuenta lo aciago de sus acciones políticas. Todo un habitual en cualquier República Bananera, incluida la omisión y el silencio, como lo fue, por ejemplo: el Somocismo en Nicaragua o Duvalierismo en Haití.


 “Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima

El-Hajj Malik El-Shabazz, lo llamaban: Malcolm X, fue orador, activista  y ministro religioso. 19/05/1925, Omaha, Nebraska, EE.UU – asesinado el, 21/02/1965, Washington Heights, Nueva York, EE.UU


Existe otro aspecto en absoluto nada baladí, que se le ha permitido al Gobierno de la Generalitat, todo un ejemplo más de antidemocracia. Me estoy refiriendo a la utilización de las mal denominadas entidades civiles, ANC, y Òmnium cultural, todo un instrumento de acción ciudadana, debidamente subvencionadas con dinero público. Dedicadas en cuerpo y alma a la propaganda, captación, divulgación, estimulación, agitación, adiestramiento y organización de todo tipo de acto.

Entidades que organizan el transporte de voluntarios/as dispuestos/as a manifestarse enardecidamente  desde cualquier punto de Catalunya al punto o puntos de encuentro que sean necesarios y en defensa, hoy porque se vote en el referéndum para la independencia, ayer por la independencia y anteayer por el dret a decidir para la independencia, y mañana lo que haga falta con el fin de satisfacer los intereses del Gobierno de la Generalitat y de los principales actores políticos de la argucia política disfrazada de, etc. etc. 
 
Entidades, que uniforman a la mayoría de los movilizados/as agitadores/as con camisetas, muy a la semejanza de lo que fueron, por ejemplo, las camisas pardas de las Sturmabteilung, organizaciones alemanas al servicio del nazismo alemán o como las camisas negras de las voluntarias milicias fascistas italianas, en el pasado cuarto de siglo XX

Desde este blog, se ha manifestado reiteradamente, de que el referéndum por la independencia no se podía realizar, aun dejando al margen las distintas ilegalidades, por no reunir Catalunya ninguna de las garantías democráticas mínimas exigibles. De ello, los únicos responsables son el propio gobierno de la Generalitat y la coalición política a la cual pertenece, Junts pel sí (CDC, hoy PDeCAT y ERC, junto a personas independientes). Al haber creado unas condiciones ambientales totalmente antidemocráticas que lo imposibilitan.

El gobierno de la Generalitat, de no realizarse el ilegal referéndum o bien, de realizarse cualquier consulta de circunstancias, por aquello de darles, como diríamos los catalanes, “peixet” (pescado), es algo similar al de darles una palmadita, como si de cortitos/as se tratara, ¡apá!, “ya estáis satisfechos y engañados”, ¡pobres almas! El gobierno de la Generalitat, muy posiblemente, lleno de pesar y con todas las argumentaciones exculpatorias habidas y por haber, y culpabilizando al estado español, al gobierno de España y a todo oponente habido y por haber, podría anunciar que se ven obligados a convocar las elecciones autonómicas. Por lo cual…. ¡Gol!, ¡Gol!, ¡Goal!

Para a continuación de forma intensa y reiterada se iniciará una nueva campaña mediática, para que sea aprendido hasta por aquel turista recién llegado a Barcelona, con taparrabos, dado que pertenece a cualquier tribu amazónica, de quienes son los responsables de que no se pudiera ejercitar suficientemente el voto, que no es otro que el estado español. Insistente campaña, no sea que una vez pasado el pueril furor de la votación, la que se haya producido, se olviden de quien es el responsable de que no se haya hecho en condiciones.  Advirtiendo a la ciudadanía, que esta vez sí, tienen la oportunidad para lograr la independencia y en una votación legal, como lo son unas elecciones autonómicas. !, ¡the great play fulfilled!, ¡la gran jugada cumplida!

Y por el otro lado……bien podría ser posible que el presidente del Gobierno, señor Mariano Rajoy, que es el único que tiene esta potestad, llegara a la conclusión, no desacertada, de adelantar las elecciones generales, aprovechando lo que sería su gran momento, dado que el referéndum como tal, no se habría producido. ¡Toda una escalera real de color!, la máxima jugada del Póker.

“La opinión pública es un poder al que nadie resiste”

Napoleón Bonaparte, Militar y Emperador de Francia (1804-1914) 15/08/1769, Ajaccio, Córcega (Francia) – 05/05/1821, Santa Elena, Reino Unido 


Por el bien del País, por su ciudadanía, por la democracia y con el fin de darle a la política la oportunidad de ser lo que nunca debería haber dejado de ser, no es posible hoy efectuar elecciones autonómicas ni generales, ni tampoco negociar, como tampoco establecer mesa alguna sobre una posible modificación constitucional. Estos dos puntos últimos que precisarían de todo un consenso, hoy este no es posible ni seria creíble, son demasiadas las carencias. Lo necesario es que las aguas se calmen y determinados actores políticos deberán ser otros no comprometidos. Estamos ya hartos de conversos de la noche al día.
Hoy no es posible, las gravísimas circunstancias actuales no lo permiten, dada la hostilidad y un muy deteriorado e intoxicado ambiente en la que se encuentra la ciudadanía en general. A causa de la enorme y gravísima situación institucional, política, social y democrática en la que se encuentra inmersa España, motivada por la irresponsabilidad política del gobierno de la Generalitat de Catalunya, conjuntamente con su coalición política y a su vez propiciado por la inerme oposición, más ávida de no perder soporte popular, que de País, justicia democrática y social.  

Una situación en la que se encuentra España, en la cual, insisto, también es responsable el gobierno de España, su Presidente Mariano Rajoy, por su prolongada carencia de autoridad.

Es tan grave la situación, que se precisaría una catarsis política para resolverla, un empezar de cero. Por lo cual,dada la excepcionalidad de las circunstancias, obligaría a empezar por medidas excepcionales dentro de la legalidad: un gobierno de coalición en Catalunya (con ninguna figura política comprometida de los partidos políticos sedicionistas). Un presidente de la Generalitat de consenso, disolución del Parlament de Catalunya (al igual que si fuera la estación vacacional). Convertir la CCMA, medios de comunicación públicos de Catalunya, en lo que deben de ser, públicos (indemnizando a todo el personal entregado a la causa sedicionista o del Gobierno de Catalunya, tras revisar los contratos laborales por si existiera alguna infracción laboral). Con respecto a las entidades, mal denominadas civiles, debería producirse el cierre de la ANC. Y respecto a la entidad Òmnium cultural, suspensión de su actual dirección, que la justicia actúe de acuerdo a los irresponsables actos de éstos. Y entiendo que  entidad debería continuar con sus anteriores y excelentes funciones de promoción y divulgación de todo lo que representa Catalunya, su lengua, su cultura, etc, no de política,  y mucho menos la que divide, en lugar de unir. También se precisaría suspender todas las subvenciones a entidades y medios de comunicación que no han hecho nada más que servir a la causa. A menos que aquellas que no sean por el bien del país en todos los aspectos ( excluido el hacer negocio). 

Gobierno de coalición que deberá entre las muchas funciones de la gobernanza del país, entre las cuales las muchas desatendidas en estos últimos años, deberá de organizar y gestionar las elecciones autonómicas para en un plazo no inferior a los nueve meses ni superior a un año.

Tampoco serían posibles unas elecciones generales en España, por idénticas causas. Por  todo ello, entiendo que el presidente del gobierno central, Mariano Rajoy, debería de dimitir por ser responsable, dado su alto cargo, de la grave situación ocasionada y que ha llamado la atención de la mayoría de las democracias, colocando a España, por causa de la irreflexiva y vergonzante actitud política del gobierno de la Generalitat de Catalunya en una situación de prestigio al nivel de una república bananera.

Todo un fracaso político y democrático sin precedentes, que tiene sus raíces; la inacabada transición democrática.


“Recojan primero la mala hierba, y átenla en manojos para quemarla; después recojan el trigo y guárdenlo en mi granero”

Mateo 13: 24-30